Seguros de hogar: Tres consejos a la hora de contratar

Seguros de hogar: Tres consejos a la hora de contratar 1


Los seguros de hogar, aparte de aportar muchos otros beneficios, aportan tranquilidad al propietario o inquilino de la vivienda asegurada. 

En el mercado hay un sinfín de compañías aseguradoras que aparentemente ofrecen las mismas coberturas. Hablando en términos generales, todas buscan cubrir, con sus seguros de hogar, los imprevistos que pueden afectar las viviendas.

Para no perdernos entre tantas opciones, recopilamos tres consejos para tener en cuenta a la hora de adquirir un seguro de hogar:

  1. Identificar las coberturas básicas que deben tener los seguros de hogar:
    • Daños al continente (techos, suelos, instalaciones, ventanas, etc.). En este caso la aseguradora pagará las reparaciones de los desperfectos ocasionados por incendio, robo, agua, etc.
    • Según el tipo de sinestro, cada compañía fija en las condiciones, qué incluye y qué excluye la póliza.

    • Daños al contenido. Cubre la reparación o reposición de los muebles y los enseres domésticos. Lo aconsejable es que la compañía nos indemnice por el valor a nuevo o “de reposición”.
    • Responsabilidad civil (RC). Esta es la garantía de los seguros de hogar que cubre las reparaciones y las indemnizaciones que el asegurado tenga que pagar a otras personas por los daños que les ocasione. Existen varios ámbitos objeto de cobertura que se suelen incluir en el seguro, como la Responsabilidad Civil Inmobiliaria (derivada de la propiedad inmobiliaria) o la Responsabilidad Civil Personal y Familiar. Se aconseja una cobertura de Responsabilidad Civil de 300.000 euros como mínimo.
    • Defensa jurídica.Asesoría legal y defensa en caso de reclamos tras daños en los bienes propios, por ejemplo.
  1. Asegurar el hogar por el valor correcto. Los expertos recomiendan que al contratar seguros de hogar se asigne el valor correcto a continente y contenido.
  2. Esto se debe a que muchas compañías de seguros aplican la llamada “regla proporcional”, que sería la proporción que existe entre el capital asegurado y el valor real del inmueble en el momento de siniestro. En caso de que se asegure la casa en un valor inferior al que realmente tiene, si sucede un siniestro se recibirá también una indemnización proporcionalmente menor.

  1. Es importante comprobar la póliza de seguros de comunidades. Antes de contratar una póliza individual de seguros de hogar conviene consultar la de la comunidad de vecinos, pues generalmente las pólizas de comunidades cubren los daños en todo el edificio, pero se debe tener claridad de los alcances del seguro.
Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios