Pasos a seguir en caso de negligencia médica

Pasos a seguir en caso de negligencia médica 1


La ciencia médica y la medicina son dos disciplinas totalmente confiables, pero en ciertas ocasiones se producen casos de negligencia médica. En la mayoría de los casos, estos episodios son resueltos en favor de los pacientes que han sufrido esta experiencia, mediante indemnizaciones que pretenden cubrir el daño causado.

Pero para llegar a este punto, es necesario tener claros cuáles son los pasos a seguir en caso de que ocurra una negligencia médica, a continuación los repasamos.

Diferentes modos de actuación dependiendo de la modalidad del centro

Si la negligencia se ha producido en un centro de salud o un hospital público, el primer paso es presentarse ante el Colegio de Médicos de la provincia y exponer una reclamación solicitando la apertura de un expediente disciplinario contra el colegiado.

Si en cambio, la negligencia se ha producido en un centro privado, lo más conveniente es dirigirse por escrito al responsable del centro y el causante del daño. En caso de que no quede conforma con la respuesta, ya se puede iniciar el proceso judicial.

Si desde el inicio es aconsejable contratar los servicios de un bufete de abogados, es en este momento cuando se hace casi obligatorio. El mejor abogado para negligencias médicas es aquel que tenga una especialización en este tipo de casos, como el bufete Toro Pujol  Abogados de Barcelona, que cuenta con un alto porcentaje de éxitos y una gran cartera de clientes satisfechos con sus servicios.

En caso de iniciar acciones judiciales, es importante tener en cuenta el plazo de prescripción para presentar la denuncia, que finaliza un año después de la fecha de la posible infracción.

Exigir responsabilidad por los daños causados

Se pueden reclamar indemnizaciones que cubran la responsabilidad de los daños producidos por tres vías diferentes: civil, penal y contencioso – administrativo. Las dos primera fórmulas son las más utilizadas, pero en caso de que la negligencia se produzca en un hospital público, el modo de recurrir es mediante la vía penal o lo contencioso – administrativo.

En ese caso, la responsabilidad cae sobre la Administración, y nunca sobre el médico o personal sanitario, y suele ser más lenta y más cara.

Para los sucesos más leves, lo más recomendable es acudir a la vía civil, que es la más cara, pero la más eficaz. Si la negligencia es grave, casos de fallecimiento o lesiones graves, es mucho más aconsejable la vía penal, pues puede acabar en inhabilitación del profesional, además de la correspondiente indemnización económica.

Un último consejo pasa por interponer la denuncia una vez que se tenga la certeza de que ha habido negligencia, y denunciar tanto al médico como a la clínica, el hospital o la entidad aseguradora para  asegurarnos de ese modo que la sentencia se hace efectiva si el médico no responde.

SI durante el proceso judicial, el juez no se comporta de manera imparcial o la sentencia no es justa, debemos interponer un recurso de apelación a un tribunal superior.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios