¿Qué cubre el seguro en la rehabilitación de viviendas?

¿Qué cubre el seguro en la rehabilitación de viviendas? 1


Lo de rehabilitar la vivienda se ha convertido en una opción muy recurrente. Según el informe “Houzz y el hogar 2016”, el 41% de los españoles que acometió reformas en su vivienda en 2015, lo hizo como alternativa a comprar una nueva. Y es que, para ellos, tener la casa perfecta ya no era prioridad, y sí lo era quedarse en la misma zona de la ciudad.

La burbuja inmobiliaria también ha tenido mucho que ver en este cambio de planteamiento. Las subvenciones desde entidades públicas también han tenido por objeto la rehabilitación, en lugar de la nueva promoción de viviendas. Tiene su lógica, teniendo en cuenta el número de ellas que se quedaron a medio terminar en medio de la crisis.

Hora de reformar, ¿qué cubre el seguro?

Lo habitual es que los seguros cubran aquellos desperfectos que pueden acarrear el uso normal de una vivienda. Hablamos, esencialmente, de daños eléctricos, en tuberías o estéticos, reposición de llaves, cerraduras u objetos producidos a un siniestro (como un robo), un atasco o un fenómeno atmosférico. Eso se complementa con defensa jurídica.

Unas obras no se suelen considerar dentro del uso cotidiano, por lo que las compañías pueden poner problemas a la hora de cubrirlas. Y el problema de no tener un seguro vendrá si, en el transcurso de la obra, un trabajador, un vecino o cualquier otra persona en contacto con ella sufre algún daño. El propietario de la vivienda como promotor (quien financia la obra) será el responsable.

Así pues, para reparar las grietas en las paredes, las reformas integrales de fachadas, en cuartos de baños, cocinas u otras de calado, conviene hacerse con un seguro de reformas. Se trata de pólizas cuya cuantía va en función del presupuestos de la obra, y que cubre por responsabilidad civil si alguien presenta una reclamación. Incluyendo, claro está, las posibles indemnizaciones.

Los cambios más habituales

Según el mencionado estudio de Houzz, referente a 2015, casi la mitad de sus particulares registrados había renovado su casa, lo que indica bastante actividad. A lo que más prioridad se da es a los baños y a la cocina, con proyectos que, en la mayoría de los casos, tienen por objeto actualizar el diseño y el estilo, incluso por encima de otros problemas.

Llama la atención también que los denominados millennials conformen uno de los grupos más activos, lo que tiene que ver con el deseo de ajustar una casa recién adquirida a sus gustos y necesidades.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios